Welsh Terrier – Conoce las virtudes del Terrier Galés

Welsh Terrier, Terrier Galés
Welsh Terrier, Terrier Galés
Rennett Stowe/CC BY 2.0

El Welsh Terrier o Terrier Galés es un perro que brilla por su naturaleza inquisitiva y vivaz. Se caracteriza por tener una postura orgullosa y un nivel intenso de energía. Si te gustan los caninos con los cuales no hay posibilidad de aburrirse, este puede ser el perro para ti. Además es sumamente elegante y bonito. No obstante, para conocer más sobre esta raza, sigue leyendo a continuación.

Características del Welsh Terrier

El Welsh Terrier tiene cuerpo compacto y robusto. Posee una altura que ronda los 39 centímetros y puede pesar hasta los 9,5 kilos.

La cabeza del Welsh Terrier es plana, presenta forma rectangular, con orejas pequeñas en forma de V que se pliegan hacia adelante. Los ojos son pequeños, de color almendrado, stop no muy marcado. El hocico es de tamaño mediano destacando su trufa color negra.

El cuello del Terrier Galés presenta tamaño y anchura mediana, bien implantado hacia su cuerpo, en tanto su cola se mantiene en posición vertical. El cuerpo es corto, lomo y costillas bien desarrollados, pecho con suficiente profundidad. Destacan sus patas, con fuerte osamenta y musculosas, los pies son más bien pequeños y en forma redondeada. Todo en su conjunto le confiere una apariencia cuadrada.

El pelaje del Welsh Terrier tiene dos capas, una interna que es suave y densa, la externa es más dura y resistente, ajustándose muy bien a su cuerpo. Los colores aceptados en la raza son negro y marrón claro, también una combinación de negro, grizzle (gris azulado) y marrón claro.

Origen e historia del el Terrier Galés

No se sabe cuál fue exactamente el origen del Welsh Terrier o el Terrier Galés. Se cree que tiene relación con el Lakeland Terrier y con el antiguo Black and Tan Terrier inglés, se estipula que sus ancestros estaban con los celtas en las montañas galesas, cuando estos migraron para escapar de las invasiones romanas.

Sin embargo, sí está claro que durante mucho tiempo tuvo el trabajo de cazar pequeños animales como ratas, tejones y zorros. Por eso es un perro que despliega mucha energía, incluso no es ajeno a cavar pozos en el jardín si se encuentra aburrido.

Lo anterior es una característica que no debes ignorar si has decidido adoptar un Welsh Terrier.

Inteligencia y personalidad del Welsh Terrier

El Welsh Terrier es un perro sumamente cariñoso con sus amos, de hecho puede ser el amigo ideal de los niños. Aunque su relación con los pequeños debe estar supervisada, porque al tener un nivel alto de energía, hace que con frecuencia los niños puedan perder el equilibrio. Por esa razón debe haber un adulto cerca que pueda prevenir este tipo de situaciones.

Con independencia de lo anterior, forman lazos fuertes con sus dueños y siempre están dispuestos a complacerlos. Se los puede entrenar sin ofrecer reparos, aunque es mejor realizar estas actividades en su etapa de cachorros, igualmente desde edad temprana es conveniente socializarlos, es decir, acostumbrarlos a toda clase de personas y lugares, porque de lo contrario no dudan en pelear con perros que lo hagan sentirse amenazado, incluso será difícil pasearlos y que se relacionen con su entorno.

El Welsh Terrier suele mostrarse desconfiado con desconocidos. Jamás los atacará, pero mantendrá la distancia hasta relacionarse con ellos mejor. Debes darle un liderazgo firme pero gentil. De no ser así, se pueden meter en problemas, bien siguiendo un rastro, porque tienen mucha iniciativa o por el hecho de mostrar desobediencia si no se le ha educado correctamente.

Si ha tenido un adiestramiento adecuado, el Terrier Galés mostrará confiado, sin timidez, muy obediente y sin mostrar dotes agresivas frente a determinadas situaciones.

Cuidados del Welsh Terrier

Como todo perro, el Welsh Terrier precisa de alimentación de calidad y tener todas sus vacunas al día. Su pelo de alambre es un asunto que requiere de particular cuidado, debes cepillarlo diariamente para que no se enrede, le viene muy bien ciertos baños regulares para prevenir la aparición de algunas afecciones en la piel. Igualmente es necesario limpiar con cautela sus ojos, orejas y un corte de uñas si le crecen demasiado.

También es importante una visita dos o tres veces al año a una peluquería canina, que se encargará especialmente de despejar el pelo de sus patas y moldearlo con el corte que les hace tan especial. La revisión veterinaria tampoco debe faltar, aunque gozan de buena salud, suelen tener tendencia a contraer ciertas alergias cutáneas.

Además, no hay que dejar de lado que el Welsh Terrier necesita paseos diarios para canalizar su energía y su carácter un poco impetuoso.

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *