Los gatos beben agua y debes asegurarte de que esto se cumpla

Los gatos beben agua
Los gatos beben agua

Es posible que ante un felino que no se acerca muy a menudo a su bowl de agua te preguntes si realmente los gatos beben agua y la respuesta es definitivamente sí. Hay muchas razones por las que tu gato pueda llegar a rechazarla, pero eso no quiere decir que esté bien, ya que para lograr y mantener una salud óptima, los gatos tienen que tomar agua y en una buena cantidad diaria.

Si los gatos beben agua, ¿por qué el mío no lo hace?

Para evitar las enfermedades del tracto urinario inferior y renales, los gatos beben agua. La cantidad promedio es de 75 ml por kilo de peso. Excederse de los 100 ml por kilo podría ser un indicador de un mal funcionamiento de sus riñones, aunque causas como una ración muy salada o altas temperaturas en el ambiente pueden influir al respecto, especialmente si se alimentan de balanceados secos, en estos casos son más propensos a beber. Lo fundamental a saber es que deben sentir la necesidad de beber agua y estas son algunas de las razones por las que pueden estarse manteniéndose alejados de ella:

Recipiente inadecuado

A los gatos no les gusta el sabor que un recipiente de plástico le confiere al agua. Por eso es que debemos optar por cuencos de acero inoxidable, cerámica o de vidrio. Además los comederos de plástico pueden ocasionarle problemas en la cavidad oral.

Agua compartida

Los felinos domésticos son muy territoriales. Por esa razón es que los gatos beben agua de su propio recipiente. Si tienes varios gatos, o peor aún, si tienes perros en la casa, es necesario disponer varios bowls de agua para que tu gato no se sienta invadido en este terreno tan particular, estará más cómodo si tiene acceso a su bebedero en el lugar que desde pequeño le has acostumbrado a tener.

Agua con varios días

Es muy común que coloquemos el agua y nos olvidemos del asunto por cuatro o cinco días. Los gatos son adeptos al agua fresca, recién servida y, en lo posible, que corra. Por lo tanto, cambia el agua como mínimo una vez al día.

No te sorprendas si en alguna ocasión observas a tu gato a beber gotitas que caen del grifo mal cerrado, le resulta apetecible, pues suele estar fresca como a ellos les gusta.

Recipiente en un lugar poco seguro

Si todo lo anterior ya fue revisado y está en orden, pero aún tu minino no bebe agua, entonces es hora de considerar la ubicación del bowl. Colocarlo cerca de electrodomésticos ruidosos no es una buena idea, como tampoco lo es ponerlo en un lugar de paso para las personas de la casa.

Debemos considerar que en el ámbito salvaje, los felinos y los gatos beben agua en lugares protegidos frente a sus depredadores. Busca un lugar que tenga un pequeño techo o por el que nadie transite para colocar el cuenco de agua de tu gato.

¿Cómo incentivar a mi gato a tomar agua?

Moja su ración

Este método no es nada seguro, pero funciona con algunos gatos. Solo tienes que poner un poco de agua en la base de su ración al servírsela y ver si la acepta. Si no lo hace, nunca lo obligues, sino que debes seguir probando con los siguientes consejos.

Abre el grifo

Esto es algo que a los mininos les encanta, como ya manifestamos anteriormente. No se trata de dejarlo abierto todo el día, sino de aprovechar las instancias en las que hay que hacerlo e incentivar a tu gato a que se acerque para que compartan este grato momento.

Leche y agua

Los gatos beben agua cuando esta está camuflada en la leche. Pero esto solo funciona con los felinos a los que les gusta la leche, siempre que sea especial para ellos, es decir, reducida en lactosa, de esa manera pueden tolerarla. Es mejor suministrársela fresca.

Existen también productos que llevan buena proporción de agua, son los alimentos enlatados o gelatinados, otra opción para que el gato pueda permanecer hidratado.

Fuente para gatos

Esta es una medida infalible. Pueden ser fuentes especialmente para gatos o incluso las decorativas. La idea es dejarla encendida todo el día par que el agua fluya y tu gato pueda acercarse cuando le apetezca. En el mercado hay bebederos de este tipo con efecto cascadas, el sonido les atrae y al irse renovando motivan y hace que los gatos beben agua asiduamente.

Finalmente destacar que en ocasiones la causa de no beber agua puede obedecer a alguna patología, por lo que lo que es importante comentarlo en el veterinario y ayude a dilucidar el problema.

Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *