Coronavirus entérico felino y manejo de la diarrea en gatos

Coronavirus entérico felino
Emmanuelle Bonzami (sp.depositphotos.com)

El coronavirus entérico felino pertenece al conjunto de agentes asociados a diarrea de origen infeccioso en gatos. El virus se encuentra distribuido en todo el mundo afectando principalmente animales jóvenes.

En los individuos afectados, el coronavirus entérico felino puedealterar su forma y comportamiento dando lugar a una enfermedad mucho más compleja. Sin embargo, esta transformación no siempre ocurre, permaneciendo así un cuadro principalmente digestivo de diferente pronóstico y tratamiento.

Estructura de los coronavirus

El género Coronavirus representa un grupo de virus con genoma ARN simple o monocatenario. Son microorganismos envueltos (no desnudos) capaces de causar enfermedad en diferentes grupos de vertebrados.

Por observación microscópica (microscopía electrónica), pueden detectarse en su constitución unas proyecciones redondeadas o abultadas proteicas emergiendo desde la envoltura. Estas proyecciones reciben el nombre de ‘peplómeros’ y rodean la partícula viral formando la característica “corona” que identifica al género en cuestión.

Estos particulares microorganismos pertenecen a la familia Coronaviridae, y forman una amplia lista de virus que pueden afectar animales domésticos como cerdos, aves, perros y gatos, así como ratas e incluso el hombre.

Coronavirus felino

El coronavirus felino afecta principalmente a los gatos. Una segunda clasificación del género reconoce dos tipos o clases principales estrechamente vinculadas: el tipo entérico o digestivo y el agente causal de la peritonitis infecciosa felina (PIF).

Coronavirus entérico felino: comportamiento y animales susceptibles

El coronavirus entérico felino invade las células intestinales, replicándose en la porción apical de sus microvellosidades o cilias.

Los animales afectados son principalmente jóvenes, siendo mayormente susceptibles los gatitos entre los seis y doce meses de edad.

La infección con el virus entérico puede dar lugar a cuadros digestivos de tipo crónicos con vómitos y diarrea de grado leve.

Algunos gatos son resistentes a la infección, mientras que otros pueden enfermar y luego curar de manera espontánea pero transitoria. Incluso ciertos animales pueden también no desarrollar signología alguna, convirtiéndose en portadores sanos.

Tanto los animales enfermos como los gatos portadores se consideran importante fuente de contagio para aquellos individuos alojados en grupos. En estos animales, el virus continúa eliminándose por materia fecal contribuyendo en forma persistente a la diseminación de la enfermedad.

Desarrollo de peritonitis infecciosa felina

Cuando muchos gatos se encuentran compartiendo un mismo ambiente, el contagio oro-fecal del virus y por lo tanto su pasaje y replicación aumentan en forma considerable. Con cada replicación, aumenta a su vez la probabilidad de transformación o mutaciones en las diferentes cepas virales.

Cuando esta mutación ocurre en animales cuyo estado inmunológico se encuentra comprometido (gatitos, individuos gerontes, animales con enfermedades concomitantes como VIF o VILEF), puede desarrollarse una complicación de la enfermedad conocida como peritonitis infecciosa felina.

Para que la complicación por PIF ocurra deben considerarse entonces varios factores. Mientras tanto, la forma digestiva causada por el coronavirus entérico felino se abordará clínicamente como una gastroenteritis, y una causa más dentro de las diarreas crónicas en los gatos.

Causas de diarrea crónica en gatos

En criaderos y otras situaciones con gatos alojados en grupos, las diarreas son un problema frecuente. Sin embargo, existe un grupo numeroso de agentes y factores capaces de causar diarrea de tipo crónica en gatos.

Además de virus y bacterias, entre los más comunes encontramos parásitos helmintos, protozoarios y diversas enfermedades digestivas primarias y secundarias.

Entre las enfermedades primarias no infecciosas podemos encontrarnos con obstrucciones (masas o tumores, cuerpos extraños), intolerancia a la dieta, drogas, toxinas, así como otras enfermedades que cursan con inflamación intestinal.

Entre las causas secundarias más frecuentes de diarrea en gatos se reconocen: insuficiencia renal, enfermedades del hígado, afecciones del páncreas exócrino, hipertiroidismo, entre otras.

Herramientas para el diagnóstico y tratamiento de las diarreas

El camino diagnóstico de las diferentes afecciones debe incluir lareseña y antecedentes del animal, el aspecto de la materia fecal con presencia o ausencia de vómitos, y otros signos clínicos relevantes. Deberán adicionarse exámenes complementarios como análisis de sangre, ecografías y demás análisis específicos.

Para el diagnóstico de causa infecciosa o parasitaria se incluirán los análisis específicos de materia fecal.

Entre los más habituales, se encuentran: la observación directa bajo microscopio óptico para el hallazgo de huevos de parásitos y protozoarios; hisopados sometidos a tinciones específicas para evaluar presencia y tipo de bacterias, células inflamatorias y posibles hallazgos o cambios intracelulares; estudios coproparasitológicos para el aislamiento de huevos, parásitos adultos y otras formas parasitarias; cultivos de materia fecal, y ensayos inmunológicos y serológicos específicos para determinación de virus y otros microorganismos.

Dada la diversidad de agentes y factores causales, el tratamiento de la diarrea en gatos estará orientado a la eliminación de la causa y la terapia de apoyo. Se podrán incluir antiparasitarios, antibióticos, o tratamientos específicos farmacológicos y/o quirúrgicos.

Diagnóstico y manejo del coronavirus entérico felino

Algunos autores mencionan diversos estudios específicos como verdaderos aliados en el diagnóstico del coronavirus entérico felino. Entre ellos se encuentran la detección de anticuerpos por inmunofluorescencia, y el hallazgo del material genético viral por PCR en muestras de materia fecal o sangre.

De todas maneras, estos estudios no son diagnósticos de la forma complicada (PIF) que mencionamos anteriormente.

El tratamiento de la diarrea por coronavirus entérico felino por su parte, es una terapia exclusivamente de apoyo que apunta a evitar un cuadro severo de deshidratación.

Consideraciones finales

Puede comprenderse que la transmisión del coronavirus entérico felino así como de otros agentes causales de diarrea infecciosa o parasitaria en gatos está fuertemente vinculada a las condiciones ambientales y de manejo.

Tanto la presentación digestiva del coronavirus como su forma complicada de peritonitis, dependen del hacinamiento de los individuos susceptibles y el estado inmunitario del animal.

La atención de estos factores, por lo tanto, deberá considerarse como principal estrategia de manejo o control frente a casos de coronavirus entérico felino y demás agentes transmisibles de comportamiento similar.

Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *