El gran tiburón blanco, Carcharodon carcharias, características principales

Carcharodon carcharias
luigi diamanti/freedigitalphotos

Distribución geográfica

El tiburón blanco se encuentra distribuido en la mayor parte de las aguas oceánicas, a excepción de las zonas frías como el Ártico o el Antártico. Su amplia distribución se debe al hecho de ser animales nómadas.

Descripción de la especie

Sorprende su tamaño, miden entre 4 a 5 m, aunque existen ejemplares de mayor envergadura. Su color es grisáceo, blanco en la pare inferior, en edad avanzada aclaran notablemente el color gris y se quedan con una apariencia blanquecina, por esa razón se le denomina tiburón blanco, también por el hecho de existir ejemplares albinos. Su esqueleto es cartilaginoso. La boca hace forma de curva, es grande y cuenta con una dentadura muy desarrollada. Su cuerpo es robusto y fuerte, hocico redondeado, orificio nasales estrechos, los ojos pequeños y redondeados.

Costumbres o hábitat

Desarrollan la mayor parte de su actividad en las zonas costeras, principalmente por el hecho de que son áreas en las que obtienen con mayor facilidad el alimento que precisan para su subsistencia, por esta razón son frecuentes los ataques al ser humano. Se avistan frecuentemente en las cosas de América, Sudáfrica, Japón, Filipinas… En cuanto su comportamiento, destacar que son animales solitarios.

Alimentación

Mamíferos marinos (focas, delfines), atún rojo y carroña.

Tipo de reproducción

Ovovivípara, la media de huevos oscila entre 5 a 10, tras el nacimiento, los pequeños se separan de la madre y empieza su lucha por la supervivencia.

Denominación común

Tiburón blanco

Estado de conservación

Actualmente estos ejemplares son muy vulnerables, la principal causa de disminución de la especie la constituye su caza incontrolada, con lo que su población ha disminuido considerablemente. Son peces con una reproducción lenta, su tasa de natalidad es muy baja, los estados deberían de tomar medidas más exhaustivas para la protección y conservación de estos impresionantes animales.

Taxonomía del gran tiburón blanco

Dominio: Eukaryota, organismos compuestos por cédulas eucariotas.

Reino: Animalia. Engloba organismos cuyas células poseen núcleo, además son multicelulares. Los animales adquieren su alimento y energía a través de la materia orgánica. Se reproducen sexualmente. Consumen oxígeno, imprescindible para su subsistencia. No realizan fotosíntesis.

Subreino: Eumetazoa, formados por tejidos gracias a su organización pluricelular.

Filo: Chordata, poseen notocordio o cuerda dorsal, en algunos cordados (inferiores o acranios) se mantiene durante toda su vida.

Subfilo: Vertebrata, la notocorda se transforma en columna vertebral (cordados superiores o craneados).

Intrafilo: Gnathostomata, clados de vertebrados que poseen mandíbulas.

Superclase: Pisces, vertebrados acuáticos.

Clase: Chondrichthyes, peces con estructura cartilaginosa.

Orden: Lamniformes.

Familia: Lamnidae.

Género: Carcharodon.

Especie: Carcharodon carcharias.

Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

3 respuestas a «El gran tiburón blanco, Carcharodon carcharias, características principales»

  1. Janina

    El tiburón blanco se describe como una especie con una amplia distribución en océanos templados y tropicales. Sin embargo, se estima que, en muchas de sus áreas de distribución, este imponente animal se encuentre casi extinto. Sus poblaciones han tenido una tendencia decreciente desde mediados del siglo pasado. Se estima que esta especie ha tenido una tasa de disminución anual de hasta un 1%. Como se menciona en el artículo, la pesca indiscriminada ha causado importantes desbalances en el equilibrio poblacional de esta especie. En algunas regiones del Pacífico sur se capturan hasta 26 ejemplares de tiburones blancos al año. Debido a estas reducciones poblacionales, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) etiqueta a este tiburón en la categoría de Vulnerable. A pesar de ello, se han restablecido algunas poblaciones gracias a programas de conservación y el desarrollo de políticas que prohíben la pesca de estos animales.
    El tiburón blanco, Carcharodon carcharias, a pesar de ser uno de los depredadores más temidos de los océanos, también tiene feroces enemigos: las orcas. Estas últimas pueden atacar a los tiburones jóvenes, hasta matarlos y en algunos casos alimentarse de ellos. Según los reportes de las investigaciones, estos ataques ocurren como una manera de disminuir la competencia por las presas disponibles. Además de esto, los tiburones jóvenes también pueden ser atacados por otras especies de condrictios, cocodrilos de agua salada o incluso tiburones blancos de mayor tamaño.

  2. Julieta G.

    Me ayudo mucho toda esta información!!!!! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *