Rhinella marina, el sapo de caña o sapo marino

Rhinella marina, el sapo de caña o sapo marino
Rhinella marina, el sapo de caña o sapo marino
Bernard DUPONT/CC BY-SA 2.0

Características y descripción

Rhinella marina es un sapo grande y robusto, que puede alcanzar una longitud de entre 10 a 24 cm y superar los 100 g de peso, su piel es fuerte, áspera y verrugosa, con color amarronado salpicado de manchas oscuras, la zona ventral es color crema. Dispone de una cabeza de gran envergadura, hocico redondeado y ojos prominentes con pupila horizontal. Presenta glándulas paratoideas que segregan toxinas para defenderse de sus depredadores.

Hábitat ¿Dónde vive el sapo de caña?

La especie Rhinella marina puede considerarse cosmopolita en la medida que puede estar presente en hábitats muy variados, también en áreas urbanas; no obstante, prefiere las zonas boscosas abiertas, prados, zonas de cultivos, con suficiente humedad y donde el agua esté cercana.

Comportamiento. Comunicación

Es una especie de costumbres terrestres, más activos durante la noche. En época de frío entra en letargo, normalmente excavan el suelo para confeccionar su refugio. Lo mismo ocurre si el clima es demasiado caluroso, en este caso entra en  proceso de estivación.

Alimentación ¿Qué come el sapo de caña?

Se alimentan de pequeños anfibios, invertebrados y reptiles, también puede consumir materias vegetales.

Reproducción del sapo marino

El sapo marino se congregan en el agua para reproducirse, un macho puede fecundar a varias hembras, igualmente una hembra se puede emparejar con varios machos. Los huevos de Rhinella marina son depositados en el agua mediante hilos gelatinosos, generalmente entre la vegetación, piedras o troncos de maderas. No hay cuidados parentales, por lo que tras la puesta son abandonados a su azar.

El sapo de caña o sapo marino suele reproducirse una vez al año, la puesta es muy numerosa, puede superar los 8000 huevos que eclosionan entre dos días a una semana, los renacuajos precisan unos 50 días para concluir con la metamorfosis.

Nombre común

Es conocido como sapo de caña, sapo marino, sapo marino gigante, en inglés Cane Toad.

Distribución geográfica. Conservación del sapo de caña

Distribución de Rhinella marina, sapo de caña o sapo marino

Es habitante de América Central y América del Sur, aunque ha sido introducido en otros países incluso Oceanía, en algunos han constituido plagas afectando, como especie invasora, a la fauna autóctona.

La Lista Roja califica a la especie Rhinella marina de preocupación menor, su población va en aumento y está bien distribuida.

Clasificación. Taxonomía de Rhinella marina

Dominio: Eucariontes, organismos con células eucariotas.

Reino: Animalia, animales, metazoos, organismo pluricelulares, heterótrofos y con presencia de tejidos.

Filo: Cordados, presencia de notocordio.

Subfilo: Vertebrata, vertebrados, animales con columna vertebral.

Clase: Amphibia, anfibios

Orden: Anura, anuros, sapos y ranas

Familia: Bufonidae, bufónidos

Género: Rhinella

Especie: Rhinella marina. Linnaeus, 1758

Sinónimos:

Bombinator maculatus
Bufo agua
Bufo albicans
Bufo angustipes
Bufo brasiliensis
Bufo horribilis
Bufo horridus
Bufo humeralis
Bufo lazarus
Bufo marinus
Bufo pithecodactylus
Chaunus marinus
Rana marina
Rhinella marinus

Referencias

ITIS (consultado octubre 2017); M. O’Shea & T. Halliday (2002); Cogger (1983); Krakauer (1968); IUCN: Solis F., Ibáñez R., Hammerson G., Hedges B., Diesmos A., Matsui M, Héroe J-M., Richards S., Luis Coloma, Ron S., Marca E., Hardy J., Powell R., Bolaños F., Chaves G., Ponce P. (2009).

Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Una respuesta a «Rhinella marina, el sapo de caña o sapo marino»

  1. Alexander Guillén

    El sapo de la caña es una especie muy adaptable y resistente a una gran variedad de condiciones ambientales. Por esta razón, las poblaciones que se han introducido fuera de su distribución original se han establecido con gran éxito. Una de las razones principales de su éxito, es que estos grandes sapos no cuentan con depredadores naturales en las nuevas zonas ocupadas, lo cual les ha permitido colonizar rápidamente grandes áreas. A esto debemos sumarle el gran potencial reproductivo de estos anfibios, pues una hembra completamente desarrollada puede colocar cerca de 17000 huevos.
    Los renacuajos de esta especie pueden sobrevivir en pequeños estanques de agua, incluyendo cuerpos de agua temporales, y además de esto, son muy resistentes a múltiples condiciones de la calidad de agua y resultan ser tóxicos para muchos animales que intenten comérselos. Los ejemplares adultos también cuentan con sus propias defensas, ya que cuentan con un par de glándulas paratoideas que liberan una poderosa toxina en la boca de los depredadores que intentan comerlas.
    La introducción del sapo de la caña ha traído consigo notables problemas ecológicos, por lo cual es considerada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como una de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas. El poder de competencia por recursos y las características tóxicas de esta especie de sapo han causado profundos daños en la fauna local donde se han establecido sus poblaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *