Gallito de las rocas, Rupicola peruvianus

Gallito de las rocas, Rupicola peruvianus

El gallito de las rocas andino, Rupicola peruvianus, es un ave del Orden Passeriformes perteneciente al grupo de las cotingas (Familia Cotingidae). Es un ave característica de los bosques nubosos de la cordillera andina y muy admirada por su gran belleza y vistosidad. En general, es una especie poco conocida en muchos aspectos de su biología excepto por varias contribuciones en su dieta y aspectos reproductivos. Debido a su hermosa apariencia fue declarada el ave nacional de Perú.

Estas aves consumen una gran variedad de frutos y, al ser de cuerpo grande, es probable que participen ampliamente en proceso de dispersión de semillas y regeneración de los bosques. Debido a su coloración, llamados extraños y naturaleza carismática es un ave muy llamativa tanto para los pobladores en su área de distribución como para los turistas. Los gallitos de las rocas son especialmente activos durante las primeras horas de la mañana y al final de la tarde pasando el resto del día ocultos entre la vegetación. Además, algunos ejemplares pueden sobrevivir por hasta 14 años en su hábitat natural. En algunos leks se han contabilizado más de 20 individuos, por lo cual es raro observar al gallito de las rocas en solitario, ya que muestran cierta sociabilidad con los de su especie.

Características de Rupicola peruvianus

El gallito de las rocas andino es uno de los contíngidos más corpulentos. Esta especie de ave tan representativa de los bosques andinos se caracteriza por poseer un marcado dimorfismo sexual entre machos y hembras, siendo fácil identificar cada sexo. Los machos juveniles y las hembras tienen una coloración similar entre sí, diferenciándose en la coloración que presentan los ojos. Las hembras presentan ojos de color azul pálido, mientras que los machos juveniles tienen una coloración ámbar.

Los machos son de una coloración naranja a rojiza intensa que cubre la cabeza, parte de la región dorsal, el pecho y sus ojos son de color naranja claro y tanto el pico como las patas tienen un color amarillo. La cola y las alas tiene una coloración característicamente negra con algunas plumas de color gris perla reluciente en la porción dorsal. Las hembras y juveniles presentan una coloración marrón rojiza menos llamativa que la de los machos. Otra característica distintiva de los machos es la presencia de una cresta desarrollada de aspecto globoso o en forma de disco sobre la cabeza que en las hembras está muy poco desarrollada y es menos conspicua.

Distribución del gallito de las rocas, Rupicola peruvianus

Distribución y hábitat de Rupicola peruvianus

El gallito de las rocas tiene una amplia distribución en la cordillera andina, registrándose desde el piedemonte andino a unos 400 metros de elevación hasta los 2400 metros aproximadamente. Esta especie tiene poblaciones desde la porción andina venezolana, hasta Bolivia. Debido a la amplia distribución que posee y a pesar de que algunas poblaciones están actualmente en decrecimiento, consecuencia de la destrucción de sus hábitats, el gallito de las rocas se encuentra en la categoría de preocupación menor, según la unión internacional para la conservación de la naturaleza.

A pesar de lo anterior, muchas poblaciones se encuentran en áreas protegidas, por lo que en el futuro cercano la supervivencia de la especie está garantizada. Algunos problemas adicionales que ponen en peligro a la especie es la extracción de individuos de la naturaleza para mantenerlos como mascotas.

El gallito de las rocas prefiere habitar hábitats conservados en bosques conservados. Su nombre común se debe a que el gallito de las rocas nidifica en superficies rocosas en las paredes de cuevas o en las laderas de quebradas.

Alimentación del gallito de las rocas

La mayoría de las cotingas son consideradas esencialmente frugívoras, por lo que son capaces de aprovechar una gran variedad de frutos de acuerdo a la disponibilidad estacional. No obstante, diversos autores las incluyen como aves omnívoras, ya que tienen la capacidad de alimentarse ocasionalmente de pequeños invertebrados como los insectos y, además, puede incluir en su dieta a pequeños vertebrados entre los que se incluyen anfibios, reptiles y otras aves más pequeñas que a menudo son migratorias y no reconocen al gallito de las rocas como un potencial depredador. Entre los frutos más consumidos se encuentran los frutos de Cecropia que tienen un alto contenido proteico.

Muchas observaciones realizadas en Colombia y otros países donde habita este ave han comprobado que los pichones son alimentados con gran frecuencia con pequeños vertebrados, entre los cuales se incluyen pequeñas ranas y lagartijas y en ocasiones serpientes. Adicionalmente, el gallito de las rocas andino también ha sido observado persiguiendo individuos de aves migratorias como Catharus ustulatus hasta capturarlos y consumirlos. A pesar de esto, se desconoce cuál es la frecuencia en este tipo de actividades de depredación en el gallito de las rocas por lo cual siguen siendo consideradas aves principalmente frugívoras.

Reproducción del Gallito de las rocas

El gallito de las rocas tiene un sistema de reproducción por poliginia, en el que un macho es capaz de reproducirse con varias hembras en una misma temporada de reproducción. Las hembras solo se asocian con los machos en la época de cría, pues estos no participan en el cuidado ni alimentación de las crías.

El gallito de las rocas suele construir sus nidos de forma vertical sobre superficies rocosas o piedras dentro de lugares protegidos como cuevas o quebradas. Sus nidos siempre están en lugares que son de difícil acceso a los depredadores. En algunas ocasiones se han registrado construcciones de nidos bajo puentes, por lo que esta especie puede aprovechar espacios intervenidos para reproducirse. Generalmente, las hembras colocan dos huevos, una vez eclosionan los pichones, se desarrollan rápidamente hasta abandonar el nido en un período que varía entre seis y ocho semanas.

Una de sus características reproductivas es que los machos suelen establecer complejos leks de reproducción para atraer a las hembras y aparearse. En general los grupos de exhibición son numerosos incluyendo, en ocasiones, a más de 15 machos que compiten entre sí para atraer a las hembras.

Los machos escogen ramas horizontales despejadas para percharse e iniciar con sus actividades de cortejo. Los sitios escogidos para estas actividades, generalmente son fijos por lo que es fácil hacer seguimiento de las actividades reproductivas de estas majestuosas aves. Los machos suelen distribuirse en parejas dentro del lek, controlando una percha o espacio de la misma para dirigir la mayoría de las exhibiciones entre sí. No obstante, es posible observar grupos de tríos de machos compitiendo entre sí por el acceso a las hembras. La exhibición típica del gallito de las rocas consiste en aleteos, sacudidas, reverencias de cabeza, flexiones de las patas y movimiento bruscos de la cabeza de lado a lado. Estos bailes son acompañados por cantos fuertes y chasquidos o aplausos que ejecutan con las alas.

Es posible que los machos establezcan relaciones jerárquicas en cuanto al uso de determinadas perchas, sin embargo, no se han observados comportamientos agresivos entre los mismos. Sin embargo, los machos juveniles son ahuyentados de los sitios de exhibición por los machos adultos. Una vez que una hembra selecciona a un macho para reproducirse realiza una especie de reverencia frente al macho seleccionado y finalmente ocurre la cópula durante los meses de noviembre y diciembre. Los pichones eclosionan al cabo de 40 días y culminan su desarrollo al cabo de casi dos meses.

Ficha gallito de las rocas, Rupicola peruvianus

Referencias

  1. Duce, S., & Brannian, J. (1990). Social behavior of the Guianan cock‐of‐the‐rock (Rupicola rupicola) in captivity. Zoo biology, 9(3), 223-232.
  • Mahecha, L., Villabona, N., Sierra, L., Ocampo, D., & Laverde-R, O. (2018). The Andean Cock-of-the-rock (Rupicola peruvianus) is a frugivorous bird predator. The Wilson Journal of Ornithology, 130(2), 558-560.
  • Pérez, V., & Pérez, J. A. L. (1998). Andean Cock-of-the-rock Rupicola peruviana nest under a bridge. Cotinga, 9, 81-82.
  • Rodríguez-Ferraro, A., & Azpiroz, A. B. (2005). Notes on the natural history of the Andean Cock-of-the-Rock (Rupicola peruviana) in western Venezuela. Ornitologia Neotropical, 16, 105-108.
  • Stevens, H. C., Re, B., & Becker, C. D. (2020). Estimating survival for Andean Cocks-of-the-rock (Rupicola peruvianus) at a lek in Ecuador. The Wilson Journal of Ornithology, 132(3), 784-790.

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *