Turpial, Icterus icterus, el ave nacional de Venezuela

Egon Fink/CC BY 2.0

El turpial, llamado científicamente como Icterus icterus, es una ave paseriforme y forma parte de la familia Icteridae. Se conoce con los nombres comunes de turpial guajiro, Toche, Chicao, Curillo o como turpial venezolano, según la zona donde se encuentre. Fue declarado ave nacional de Venezuela el día 23 de mayo de 1958.

Características del turpial

Este pájaro es pequeño, mide entre 15-22 centímetros y su peso puede alcanzar los 50 gramos. Su cabeza, cola, la parte superior del pecho y sus alas son de color negro casi completamente. El resto del cuerpo se distingue con un amarillo-naranja muy llamativo. Cuando tiene las alas cerradas se puede ver una franja blanca que recorre casi hasta la punta. Tiene los ojos amarillos rodeados de un contorno azul celeste muy peculiar.

Icterus icterus suele cantar al amanecer con sonidos muy melodiosos y variados. Su canto es sumamente apreciado en las regiones de los países donde habita. La melodía del turpial venezolano lo distingue de todos los demás pájaros y es un atributo muy importante que lo hace una de las especies preferidas en la observación de aves.

¿Dónde se encuentra?

Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Esta especie de ave vive al norte de Sudamérica. Se encuentra sobre todo en Venezuela, en la mayor parte de su territorio, pero también está en Puerto Rico, Tegucigalpa (Honduras), los llanos del oriente de Colombia y Panamá, entre otros.

¿Cuál es su hábitat en Venezuela?

El turpial venezolano habita en zonas cálidas: sabanas, selvas de galería y plantaciones de plátano. Le gustan los ambientes poco lluviosos donde puedan encontrar suficiente alimento; cardonales, bosques y matorrales espinosos.

Alimentación

La dieta de Icterus icterus comprende principalmente insectos, huevos de otras aves, frutas y eventualmente aves más pequeñas.

¿Cómo se reproducen los turpiales?

La temporada de apareamiento de esta ave comienza en marzo y dura hasta septiembre. El turpial venezolano invade nidos abandonados en lugar de construir los suyos. También es posible que se apodere de alguno si tiene la oportunidad. Tras conseguir un lugar para tener a sus crías defenderá ferozmente el territorio, hasta el punto de matar a las crías de otras aves o devorar sus huevos. Las puestas son de 3-4 huevos que eclosionan después de 2 semanas de incubación.

Hábitos de Icterus icterus

Este pájaro puede vivir en pareja o solo. También se puede observar volando en pequeños grupos, pero es menos frecuente. El turpial tiene un canto melodioso y peculiar. Le gustan los lugares cálidos. Se apropia de los nidos de otros pájaros y se vuelve agresivo para defenderlo de algún visitante inoportuno.

Fue introducido a la región del Caribe hace alrededor de dos siglos, es probable que en un principio como ave ornamental. Existen dos teorías para explicar el origen de su nombre, la primera que se trataría de un nombre indígena. La segunda que se debe a una forma onomatopéyica de su cantar, el cual suena como “turu-pio, turu pio”.

A pesar de que es sometido al comercio y a la cacería, todavía se conserva en estado silvestre en gran cantidad de lugares que constituyen su rango geográfico.

Turpial venezolano

La Sociedad de Ciencias Venezolana, formada por naturalistas y científicos, declaró al turpial el Ave Nacional de Venezuela en el año 1958. La decisión fue tomada después de un concurso creado con el objetivo de elegir a los símbolos patrios y en el que compitió con otras aves del país como: el cucarachero común, el gallito de las rocas, la guacharaca, la paraulata Llanera y el zamuro. Resultó ganador y fue nombrado un representante natural del país.

Taxonomía o clasificación

La clasificación de las aves no es unánime, ya que difiere según autoridad taxonómica, no obstante, se menciona la más aceptada.

Taxonomía, clasificación del turpial, Icterus icterus

Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

2 respuestas a «Turpial, Icterus icterus, el ave nacional de Venezuela»

  1. Saray

    Los turpiales tienen enemigos

  2. Luis Gómez

    A pesar de ser un ave relativamente pequeña es el más grande de los turpiales. Algunas observaciones en poblaciones naturales han determinado que los turpiales forman dúos o parejas reproductivas que defienden sus territorios de otros turpiales. Este comportamiento territorial ocurre en respuesta a cantos previos de otros dúos de turpiales no residentes y generalmente se emplea el canto con principal respuesta a los cantos de otros individuos. Este comportamiento ocurre de manera acentuada en la temporada reproductiva, sin embargo, también se ha registrado fuera de la temporada de apareamiento.
    Los turpiales parecen responder más rápidamente a los cantos de dúos de turpiales vecinos que a los cantos individuales, lo que indica que la competencia por territorio es fuerte entre parejas de turpiales. Los cantos del dúo también mantienen el contacto entre parejas, de manera tal que se evite el contacto con otros individuos competidores con los cuales puedan aparearse y se informe a otros turpiales sobre la existencia de un frente unido que defenderá su territorio.
    Con respecto a los nidos, en muchos casos los turpiales usurpan los nidos de otras especies, sin embargo, también son capaces de elaborar sus propios nidos.
    Los turpiales son aves oportunistas por lo que consumen una gran variedad de recursos de acuerdo a su disponibilidad en el hábitat que ocupen. Estas aves consumen principalmente insectos, siendo especialmente consumidos las larvas de lepidópteros y los coleópteros e himenópteros adultos. Cuando es época de floración también son consumidores de néctar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *