Reproducción de los cnidarios

Reproducción de los cnidarios

Los cnidarios son un grupo de animales diblásticos muy común en los océanos de todo el mundo. Son animales muy primitivos, con muy pocos tejidos y órganos diferenciados. La reproducción de los cnidarios es muy variable dependiendo del grupo de que se trate. Además, el polimorfismo morfológico que tienen algunos grupos o alternancia de generaciones (presentan formas sésiles del tipo pólipo y formas móviles o meduzoides), permite tener a los cnidarios varias formas de reproducirse.

Los cnidarios son únicos debido a la presencia de una forma larval relativamente estable morfológicamente, con la capacidad de reproducirse. Dentro de los cnidarios encontramos criaturas que pueden resultar muy extrañas y, además, podemos encontrar animales considerados muy hermosos con aspecto de plantas, anémonas similares a flores y a los grandes arquitectos del suelo del océano, los corales.

Por otro lado, existen especies en las que prevalece la forma polipoide en el ciclo de vida, siendo la fase de medusas inexistente, mientras que en otras especies la fase de medusa es mucho más importante a nivel reproductivo. A pesar de esto, varias especies de cnidarios tiene un equilibrio entre las formas polipoides y meduzoides en su ciclo de vida.

La reproducción de los cnidarios puede ocurrir de manera sexual, mediante producción de gametos en la fase de medusa o mediante reproducción asexual en la fase de pólipo. Estos animales cuentan con características únicas que los diferencian de otros animales relativamente sencillos como las esponjas y los ctenóforos.

Alternancia de las fases pólipo y medusa

Gran parte de los cnidarios tienen alternancia de generaciones en su ciclo de vida, excepto por los representantes de la clase Anthozoa en los que las formas móviles del tipo medusa se ha perdido completamente. En este grupo, son los pólipos los que se encargan de reproducirse sexual y asexualmente.

La alternancia de generaciones en los cnidarios implica que durante el ciclo de vida existen dos formas reproductivas, una que se reproduce de forma asexual y la otra que se reproduce mediante producción de gametos. En general, en la reproducción de los cnidarios que presenta pólipos y medusas móviles, las medusas liberan sus gametos en el agua donde ocurre la fertilización.

Tras la fecundación, el embrión se convierte en una larva llamada plánula, la cual nada libremente formando parte del plancton hasta encontrar un lugar acto para fijarse y transformarse en un pólipo. El pólipo, una vez se desarrolle es capaz de reproducirse de manera asexual mediante la producción de yemas que producen pequeñas frústulas muy similares a la larva plánula, que se fijan y forman nuevos pólipos. Un pólipo maduro puede generar yemas de medusas sexuales que se liberan y nadan libremente para reiniciar el ciclo reproductivo.

La reproducción de los cnidarios tiende a variar mucho debido a que, en una especie determinada, puede dominar el ciclo reproductivo bien sea la fase polipoide o la forma meduzoide.

Reproducción de los corales y anémonas marinas (clase Anthozoa)

Los antozoos pueden ser monoicos o dioicos. La producción de gametos se produce en algunas regiones de las gastrodermis, en células intersticiales especiales. Los gametos se acumulan en los septos que posee la gastrodermis definiendo una especie de gónadas. Existen miles de especies de anémonas y corales con distintos mecanismos para la fecundación, siendo posible la fertilización interna y externa en la reproducción de los cnidarios de este grupo. Adicionalmente, algunas especies tienen regiones especializadas para la incubación de los huevos, denominadas sacos de incubación. Los huevos eclosionan en larvas plánulas que nadan libremente hasta encontrar un sitio adecuado para su fijación.

Las anémonas pueden ser dioicas y monoicas, sin embargo, todas las especies monoicas son hermafroditas protándricas pues los espermatozoides se producen primero.

El lugar de fijación dependerá en gran medida de la identidad de la especie. En especies coloniales, la larva plánula se fija cerca de la colonia en espacios donde la competencia por recursos es mínima. Por otro lado, en los corales que crecen aislados o en solitario, la larva plánula suele nadar lejos de los progenitores.

Dentro de los mecanismos de reproducción de los cnidarios de este grupo, también es muy importante la reproducción asexual. En este caso, los pólipos de coral se pueden agregar a la colonia por mecanismos de gemación del cenénquima (cuerpo que une los pólipos) o por gemación de los pólipos de mayor edad. Por otro lado, varios grupos de anémonas se pueden reproducir por escisión longitudinal y otros grupos por fragmentación del disco pedial, originando individuos con una configuración morfológica irregular. Dentro de los corales y anémonas, existe una gran variedad de mecanismos de reproducción asexual.

Reproducción de los hidroideos (clase Hydrozoa)

La reproducción de los cnidarios hidroideos cuenta con muchas variantes pues en muchos casos la fase de medusa esta ausente o la fase de pólipo es muy reducida. En este grupo es común que existe reproducción asexual y sexual.

Inicialmente, una medusa de hidroideo sexual libera sus gametos en el agua para que ocurra la fertilización externa. Los gametos son producidos en células intersticiales de la epidermis y se concentran en un punto característico para formar una gónada. En grupos basales como las del grupo de los traquilinos, Gonionemus, por ejemplo, la fase de pólipo es muy reducida o no existe. En este caso, las medusas liberan los gametos en el agua donde ocurre la fertilización externa. El huevo se desarrolla en una larva plánula de vida libre que, en vez de fijarse para conformar un pólipo, sufre pequeños cambios en los que adquiere boca, siendo esta nueva fase larval conocida como larva actínula. La larva actínula sufre una transformación en la que se ensancha y se invagina por el extremo oral para transformarse en una pequeña medusa.

Por otro lado, las medusas de Hidroideos cuentan con fases de pólipo y medusa más equilibradas, sin embargo, en muchos casos son lo pólipos los que dominan el ciclo de vida y la reproducción de los cnidarios de este grupo. En hidrozoos coloniales, un pólipo maduro genera gonóforos a partir de los cuales, se producen pequeñas medusas que son liberadas en el agua, para que se reproduzcan de manera sexual. En otros hidroideos coloniales, la medusa es retenida permanentemente debido al éxito reproductivo de los pólipos, y los gametos son liberados a partir de estructuras especializadas denominadas esporosacos. Generalmente, los pólipos tienen una vida más larga, ya que las medusas solo se producen en ciertas épocas del año, donde la reproducción sexual permite la dispersión de las especies. En muchos casos, la retención de las medusas, o medusas sésiles, tiene la misma eficacia de las medusas de vida libre, sin embargo, la presión de selección no ha intervenido para la desaparición de la forma de medusa dentro del grupo. (ver más sobre este tema).

Reproducción de los escifozoos

La reproducción de los cnidarios escifozoos, donde existen medusas de hallazgo común, es muy similar a la de otros grupos de cnidarios. Los gametos son producidos en células intersticiales de la gastrodermis y pueden reunirse como gónadas a los lados de los septos gástricos o en las bases de las bolsas gástricas. Al momento de liberar los gametos, estos son liberados en el celénteron y salen a través de la boca. En la mayoría de los casos, la fertilización es interna pues los espermatozoides son transportados por la hembra al interior de la bolsa gástrica por acción ciliar.

Después del desarrollo embrionario, el cual puede ocurrir en el agua o en los brazos de la hembra. la larva plánula típica se fija al sustrato para producir una estructura conocida como escifistoma, en el caso de los cnidarios de la clase Scyphozoa. El escifistoma tiene una forma similar a una Hydra; este pólipo sufre un proceso de estrobilización en el que se forman una serie de yemas cóncavas llamadas efiras. Las efiras maduras se desprenden del estróbilo para formar nuevas medusas sexuales y dioicas. Dependiendo de la especie, las efiras pueden ser liberadas una por una o varias simultáneamente.

Reproducción de los cnidarios de la clase Cubozoa

En la reproducción de los cnidarios cubozoos, es muy importante la forma móvil de medusa, pues en la mayoría de las especies conocidas, la fase de pólipo es incipiente y de hecho para muchas especies la fase de pólipo es desconocida o está ausente. El ciclo reproductivo completo se conoce para pocas especies. Los pólipos son solitarios, muy pequeños y sésiles. Se reproducen asexualmente mediante la formación de yemas laterales.

En este grupo no ocurre la estrobilización del pólipo y tampoco hay producción de efiras. El pólipo se trasforma directamente en una medusa en un proceso de metamorfosis.

Resumen, esquema, reproducción de los cnidarios

Referencias

  1. Bocharova, E. S., & Kozevich, I. A. (2011). Modes of reproduction in sea anemones (Cnidaria, Anthozoa). Biology bulletin, 38(9), 849-860.
  2. Fautin, D. G. (2002). Reproduction of cnidaria. Canadian Journal of Zoology, 80(10), 1735-1754.
  3. Hickman, C. P, Roberts, L. S., Keen, S. L., Larson, A., I´Anson, H. & Eisenhour, D. J. (2008). Integrated Principles of zoology. New York: McGraw-Hill. 14th Edition.
  4. Mapstone, G. M. (2009). Siphonophora (Cnidaria, Hydrozoa) of Canadian Pacific waters. NRC Research Press.
  5. Ruppert, E. E., & Barnes, R. D. (1996). Zoología de los invertebrados (No. QL 362. B3718 1996).

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *