Nautilus, características y biología

Nautilus

Dentro del reino animal existe una gran variedad de animales sorprendentes y con características únicas como es el caso de los Nautilus, un grupo de animales exclusivamente marinos incluidos en el Phyllum Mollusca (ver taxonomía de los moluscos).

Los Nautilus son representantesde la Clase Cephalopoda, donde también se incluyen a los pulpos y calamares. A pesar de ser animales muy relacionados, los Nautilus cuentan con características que los hacen constituir un grupo de cefalópodos bien diferenciado dentro de esta clase de moluscos.

En el pasado fueron un grupo muy diverso, sin embargo, hoy en día persisten un puñado de especies que hacen parte de una agrupación o suborden denominado Nautilina (Orden Nautilida). Todas las especies de Nautilus conocidas (cuatro especies) se caracterizan por ser animales epibentónicos que habitan hasta profundidades de 700 metros, debido a que su concha podría colapsar fácilmente por la presión a profundidades superiores. Todas las especies vivientes de este grupo se encuentran distribuidas en el océano Indico y Pacífico. Aunque son cefalópodos que se pueden observar en aguas someras como ocurre en los grandes arrecifes de coral, lo común es que se encuentren en aguas profundas con poca incidencia de la luz durante el día y asciendan en la columna de agua durante las noches para alimentarse.

Algunas especies de este grupo están pasando por un fuerte decrecimiento de sus poblaciones debido a actividades como la pesca. Aunque no ha sido evaluado el estado poblacional de las especies existentes de Nautilus, es probable que entren en peligro en el futuro.

Características principales

Estos cefalópodos cuentan con una morfología similar a la de otros cefalópodos bien conocidos por el hombre como los pulpos y los calamares. Entre las características comunes podemos mencionar la presencia de una región cefálica prominente, sin embargo, a diferencia del resto de los cefalópodos, los Nautilus tienen una concha desarrollada muy característica, tal y como la presentaban muchos cefalópodos de aguas someras en el período Cámbrico.

Estos invertebrados presentan de entre 40 y 90 apéndices similares a tentáculos, denominados cirros. El número de cirros está íntimamente ligado a las especie a la cual pertenece. Estos se disponen lóbulos en dos círculos, uno interno y otro situado al exterior. A diferencia del resto de los cefalópodos, estos tentáculos carecen de estructuras como discos o ventosas, sin embargo, para capturar a sus presas segregan una sustancia mucosa muy pegajosa. Adicionalmente, los cirros de los nautilos son empleados como órganos sensoriales y como estructuras complementarias en la reproducción. En este grupo de invertebrados la cabeza y los tentáculos están protegidos por una capucha de apariencia coriácea muy muscular, cuando el animal se retrae dentro de su concha.

Otras diferencias fisiológicas entre los cefalópodos del suborden Nautilina con el resto de los representantes vivientes de cefalópoda, es que poseen cuatro nefridios en vez de dos y también poseen dos pares de branquias para la respiración, siendo consideradas estas características como primitivas. Por otro lado, carecen de glándulas de tinta, quizás debido a que habitan en aguas relativamente profundas y no necesitan de este método de defensa contra los depredadores. Los ojos de estos fósiles vivientes carecen de la complejidad anatómica que presentan los pulpos y calamares. Son relativamente grandes y se encuentran dispuestos en la porción distal de unos pedúnculos cortos. El ojo posee muchos fotorreceptores, pero carece de cristalino, por lo que el ojo esta abierto al medio externo por la pupila.

Los Nautilus son animales pequeños en comparación con otros cefalópodos de gran tamaño. Su concha llega a medir casi 30 cm de diámetro.

Concha

La concha de los nautiloideos se enrolla por encima de la cabeza adquiriendo la forma de una espiral plana, y tomando una simetría bilateral. En esta concha solo son visibles las dos ultimas vueltas que cubren por completo a las primeras vueltas de crecimiento. Esta concha tiene la particularidad de que está divida en una serie de segmentos o cámaras debido a la presencia de tabiques. Solo la última cámara está habitada por el animal, por lo que el resto de la concha se encuentra totalmente hueca. De esta manera cuando estos moluscos crecen, la región posterior del manto segrega una nuevo tabique dentro de la concha, por lo que el animal se desplaza hacia adelante.

Todos los tabiques presentes en la estructura interna de la concha poseen un pequeño agujero en la región media, a través del cual pasa un tejido acordonado denominado sifúnculo. Este último, está unido a la masa visceral del Nautilus. La función del sifúnculo es la de bombear gas dentro de las cámaras de la concha para controlar y mantener la flotabilidad de estos cefalópodos. La constitución de la concha es similar a la de otros moluscos, consistiendo en una capa externa de carbonato de calcio y una interna de nácar.

Alimentación

Los Nautilus presentan una dieta similar a la del resto de los cefalópodos. Son animales depredadores y carnívoros. También algunas especies se han registrado consumiendo carroña. Nadan cerca del fondo marino en aguas someras en la búsqueda de crustáceos decápodos. Una vez capturan a una presa con sus tentáculos son procesados por su poderosa rádula. Las partículas de alimento viajan a través del esófago hasta una extensión especializada del mismo conocida como buche, donde los alimentos son fragmentados a partículas más pequeñas que luego pasaran al estómago.

El consumo de crustáceos les aporta una gran cantidad de calcio y otros componentes que les permiten sintetizar su concha

Comportamiento

Cuando estos animales se encuentran en estado de reposo o inmóviles se fijan con sus apéndices a rocas o grietas. Por otro lado, cuando se mantienen en movimiento las cámaras de gas que posee su concha proporcionan estabilidad y una posición recta al animal, debido a que la concha proporciona flotabilidad al Nautilus para contrarrestar el peso de la misma concha y el cuerpo. El mecanismo de flotabilidad de estos invertebrados está regulado por la cantidad de agua y de gas que ingresa a las cámaras de la concha por acción del sifúnculo. En este caso, los tejidos vivos presentes en el sifúnculo bombean sales activamente al interior de la concha, mientras que el agua difunde poco a poco al exterior de la cámara siendo sustituida por gas, el cual está constituido principalmente por nitrógeno.

Cuando están buscando alimento, los Nautilus nadan hacia atrás a velocidades constantes. Para moverse utilizan un sistema similar al de los calamares, pero en este grupo de cefalópodos la expulsión de agua a través del sifón resulta de la retracción del cuerpo y la acción de los músculos del propio sifón y no por los del manto.

Reproducción

Los Nautilus son animales dioicos y ovíparos El apareamiento de los Nautilus (Nautilina) ocurre cara a cara y además poseen un órgano copulatorio dactiliforme. Poco se conoce sobre los mecanismos de transmisión del espermatóforo en este grupo de cefalópodos y sobre la fecundación de los huevos. Los espermatozoides de los machos se acumulan en la vesículas seminales cerca del extremo superior de del espermiducto, formando una masa encerrada en un espermatóforo complejo.

Los machos cuentan con cuatro brazos modificados para las actividades reproductivas, mientras que el resto de los cefalópodos cuentan con solo un brazo para estas actividades. El macho generalmente fija su espermatóforo en la región cefálica de la hembra o se insertan directamente en el receptáculo seminal el cual se encuentra cerca de la boca de la hembra. Se sabe que las hembras almacenan los gametos masculinos en dicha bolsa por un largo tiempo, hasta que los huevos están bien desarrollados para fecundarlos y luego depositarlos.

Las hembras colocan los huevos individualmente en el fondo dentro de capsulas especiales bastante complejas que aumentan la posibilidad de sobrevivir. Una hembra adulta puede colocar entre 200 y 300 huevos en un solo evento reproductivo.

Resumen de lo estudiado

– Grupo de moluscos cefalópodos muy diverso en el pasado. Solo constan de cuatro especies en la actualidad.

– Viven desde aguas superficiales hasta los 700 metros.

– Todas las especies vivientes viven en el océano Indico y Pacífico.

– Algunas especies muestran declinación poblacional por sobrepesca.

– Poseen una concha característica de hasta 30 cm de diámetro, que está ausente en otros cefalópodos.

– Poseen entre 40 y 90 apéndices similares a tentáculos, algunos de los cuales cumplen funciones sexuales.

– Los ojos no son tan complejos como los de los pulpos y calamares.

– Carecen de glándulas de tinta.

– Tienen cuatro branquias y cuatro nefridios.

– La concha se ubica por encima de la cabeza. Tiene forma de espiral.

– Esta segmentada internamente por tabiques, atravesados por un cordón llamado sifúnculo.

– El sifúnculo controla la cantidad de aire en las cámaras, lo que permite al Nautilus controlar su flotabilidad y rango de profundidad.

– Son animales carnívoros.

– Se alimentan en aguas poco profundas de cangrejos ermitaño y decápodos variados.

– Sus tentáculos producen una sustancia pegajosa que los ayuda a capturar a sus presas.

– Durante el día se desplazan a aguas profundas donde permanecen casi inactivos.

– Su desplazamiento es relativamente lento en comparación con los pulpos y calamares.

– Son animales dioicos y ovíparos.

– Se reproducen cara a cara.

– El macho deposita su espermatóforo en la cabeza de la hembra o en el receptáculo seminal.

– La hembra puede colocar hasta 300 huevos.

Referencias

– Barnes, R. D. (1989). Zoología de los invertebrados (No. QL 362. B3718 1989).

– Dunstan, A., Alanis, O., & Marshall, J. (2010). Nautilus pompilius fishing and population decline in the Philippines: A comparison with an unexploited Australian Nautilus population. Fisheries Research, 106(2), 239-247.

– Dunstan, A. J., Ward, P. D., & Marshall, N. J. (2011). Vertical distribution and migration patterns of Nautilus pompilius. PLoS One, 6(2), e16311.

– MEGLITSCH, P. A. Invertebrate Zoology. New York: Oxford University Press, 1983. 834 p.

– Saunders, W. B., & Ward, P. D. (2010). Ecology, distribution, and population characteristics of Nautilus. In Nautilus (pp. 137-162). Springer, Dordrecht.

Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *