Alimentación del erizo, hábitos en su nutrición. El sistema digestivo

Alimentación del erizo
Iurii Konoval/sp.depositphotos.com

El nombre erizo es utilizado para llamar a seis géneros y al menos 15 especies distintas de pequeños mamíferos que poseen los pelos del dorso modificados como púas o pinchos. Estos animales están ubicados taxonómicamente dentro del orden Erinaceomorpha, antes conocido como Insectívora. Este artículo lo orientamos a la la alimentación del erizo.

A pesar de ser catalogado como insectívoro, la alimentación del erizo es omnívora. El erizo común europeo, además de insectos y otros artrópodos, consume también otros animales, así como huevos de aves y dentro de los alimentos de origen vegetal incluye bayas, bellotas y castañas.

En su ambiente natural entra en hibernación cuando la temperatura cae por debajo de 15 ºC, etapa en la cual la alimentación del erizo es mínima. Algunas especies de erizos también pueden entrar en estivación, proceso parecido al de la hibernación pero que ocurre cuando las temperaturas ambientales son muy elevadas.

Hábitos y mecanismos de alimentación del erizo

La alimentación del erizo se basa principalmente en insectos y sus larvas, aunque su dieta es muy amplia, incluyendo material vegetal, es decir, es un omnívoro oportunista. Ciempiés, lombrices, babosas, caracoles, lagartos, serpientes, pequeñas aves y sus huevos o polluelos, así como pequeños mamíferos entran también en la dieta de este organismo.

Frutas de diversos árboles que consigue en el suelo forman parte también de la alimentación del erizo, principalmente bellotas, castañas y bayas, aunque en cautiverio no desdeñan frutas como manzanas, peras y bananas.

El erizo es de hábitos nocturnos y busca activamente su alimento a partir de horas del atardecer, para lo cual emplea principalmente su olfato, mientras que en horas diurnas se oculta en su madriguera.

Por su parte, la alimentación del erizo recién nacido, como ocurre en todos los mamíferos, es por medio de la lactancia, la cual se extiende aproximadamente hasta los 20 días de edad.

Los erizos en cautiverio son alimentados generalmente con alimentos comerciales para perros y gatos suplementados ocasionalmente con insectos, lo cual puede ocasionar problemas de malnutrición.

Alimentación del erizo durante la hibernación

Cuando la temperatura ambiental comienza a descender,la alimentación del erizo se hace más frecuente y abundante para acumular sustancias de reservas y estar preparado para hibernar.

El erizo adulto necesita acumular suficientes grasas para alcanzar 600 gr de peso o más para poder sobrevivir al invierno, lo cual representa una meta difícil para el erizo juvenil, por lo cual la mortalidad es muy elevada en erizos que no se han desarrollado plenamente.

Los investigadores han estimado que un erizo puede perder más del 50% de su peso durante la hibernación. Durante este proceso, el erizo puede despertar en diversas oportunidades e inclusive cambiar de nido, si en el que se encuentra no le protege lo suficiente del frío, durante ese tiempo aprovecha para consumir algún alimento.

En condiciones de cautiverio, generalmente, la alimentación del erizo enano no le permite preparase adecuadamente para hibernar, por lo cual difícilmente sobrevive a este proceso, para evitar entonces que caiga en el letargo invernal es conveniente, entonces, mantenerlo en un ambiente con temperatura por encima de 15 ºC.

Alimentación del erizo durante la estivación

Algunas especies de erizos entran en estado de sopor cuando las temperaturas son muy elevadas y la disponibilidad de alimento es baja, entre ellas el erizo pigmeo. En esos casos, disminuye la actividad del organismo y baja la tasa de alimentación del erizo.

No está muy estudiada la estivación en este pequeño mamífero.

Sistema digestivo del erizo

El sistema digestivo del erizo es relativamente sencillo, a pesar de ser un organismo omnívoro, no presenta ciegos para la fermentación gástrica.

Boca

La boca consta de 36 dientes de los cuales 20 están ubicados en la mandíbula superior y el resto en la mandíbula inferior. Estos se distribuyen de la siguiente manera: seis y cuatro incisivos en las mandíbulas superior e inferior, respectivamente, dos caninos en cada mandíbula, seis premolares en la superior y cuatro en la inferior, mientras que los molares son seis en cada una de ellas.

Esófago

El esófago es un tubo corto y aplanado que conduce hasta el estómago, del cual está separado por el diafragma esofágico.

Estómago

El erizo posee un estómago de paredes delgadas, semejante al de otros mamíferos monogástricos, como el perro. Es una estructura en forma de saco incurvado. La curva menor es pequeña, mientras que la mayor es bastante amplia.

El estómago del erizo está compuesto de una región cardíaca y una pilórica sin separación física entre ellos y proporcionalmente posee una gran capacidad de carga. La secreción glandular de enzimas digestivas y de ácido clorhídrico ocurre en la región pilórica.

Intestino delgado

Está separado del estómago por un esfínter. Tiene forma de un tubo corto y ancho. No existe separación clara entre el yeyuno y el íleon, el cual es llamado por algunos autores yeyunoìleon.

Intestino grueso

Está compuesto solo por el colon y el recto, pues el ciego está ausente. En el colon se observan tres porciones: ascendente, transverso y descendente, siendo este último el de mayor longitud. El recto es la porción final del tracto digestivo y abre al exterior por el esfínter anal.

Glándulas accesorias

Las glándulas accesorias del erizo son el hígado y el páncreas. Como la alimentación del erizo no es constante, puede haber exceso de producción de bilis en determinados momentos, la cual es almacenada en la vesícula biliar.

Una adaptación importante al tipo de alimentación del erizo es que como se basa principalmente en insectos, este posee enzimas capaces de digerir la quitina, principal componente del exoesqueleto de dichos organismos.

Referencias

– W.S., Graffam; M.P., Fitzpatrick & E.S., Dierenfeld (1998). Fiber digestion in the African white-bellied hedgehog (Atelerix albiventris): A preliminary evaluationJournal of Nutrition 128: 2671S–2673S.

– S.L., Hallam (2011). Heterothermy and seasonal patterns of metabolic rate in the southern African hedgehog (Atelerix frontalis). Thesis for Magister Scientiae. Zoology Department Nelson Mandela Metropolitan University. 62p.

– M.M., Asensio; C., Rubio; S., Ruiz-Lopera (2007). Tracto digestivo de un insectívoro: erizo europeo (Erinaceus europaeus).Revista Complutense de Ciencias Veterinarias 1(2): 172-177

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *