Mudi, información de la raza

Ficha sobre la raza de perro Mudi.

El Mudi es una raza de perro que proviene de Hungría y se caracteriza por su carácter versátil, activo e inteligente. Además, su curiosa apariencia le ha conferido una creciente preferencia por parte de los aficionados de la cría de perros y familias del nuevo mundo. Estos perros destacan por su valentía y personalidad intrépida, que los hace ser buenos guardianes, pero sin llegar al nivel agresividad excesiva.

Los canes de esta raza se consideran buenos para el pastoreo, actividad para la que fueron inicialmente criados. Su origen data del siglo XIX y se relacionan con otras razas húngaras como el Pumi, y el Puli, así como con el Spitz alemán. En la actualidad, aún se considera una raza muy poco común y son usados principalmente para ejercer trabajos activos en Hungría y Finlandia. En Europa y América son escasos, pero cada vez se establecen más centros de cría.

La obediencia y energía de esta raza de perro, los hace ideales para la práctica de deportes caninos, trabajos de campo e incluso competencias profesionales de agilidad. En Estados Unidos y Finlandia, ha sido probado como perro de rescate, mostrando una excelente capacidad para estas labores.

Historia de la raza de perro Mudi

El origen de la raza de perro Mudi parece datar de mediados del siglo XIX, cuando se cruzaban perros pastores de talla pequeña. De esta manera, también se lograron separar las razas Puli y Pumi. A pesar de la antigüedad de este tipo de perros, no fue hasta la década de 1930, que un criador comenzó a separarlos y reproducirlos. El Dr. Deszö Fényesi fue quien oficialmente separó al Mudi y le designo dicho nombre.

Para la década de 1940, los Mudi ya eran reconocidos de manera oficial como una raza de perros pastores. Al igual que otras razas, sufrieron una disminución abrupta durante la Segunda Guerra Mundial; pero lograron sobrevivir gracias a los esfuerzos desplegados en la década de 1960. A partir de 1966, se publicaron las características estándar de la raza, en la que se excluían variedades de tamaño y algunos colores.

Finalmente, a principio del siglo XXI, se establecieron nuevas medidas estándar, donde se incluyeron colores que se generaban de manera espontánea, debido a mutaciones alélicas. El estándar actual de los Mudi es el establecido por la Federación Cinológica Internacional (FCI) en el 2004.

Características

Los perros de la raza Mudi tienen una altura entre los 38 y 47 cm, con un peso que varía entre los 8 y 13 Kg, las hembras son ligeramente más pequeñas. Su pelaje puede presentar coloración negra, marrón, gris, blanco, amarillo y marrón grisáceo. La esperanza de vida es de entre 12 y 14 años en la mayoría de los casos, aunque hay registros de canes que han vivido más de este rango.

Estos perros se consideran dentro de las razas medianas con porte moderado. Su perfil se define como cuadrado, pues presentan una línea en la región superior, que se inclina sutilmente desde la región de inserción de las vértebras torácicas hasta la grupa. En la cabeza, exhiben una forma casi triangular, con orejas que se elevan hacia el cielo.

Uno de los aspectos más curiosos del Mudi es su pelaje. Este es ondulado o rizado en todo el cuerpo y crece hasta 5 cm; mientras que en la cara y pecho, el pelo es corto y liso. El patrón de coloración del Mudi varía entre uniforme con los colores negro y diversas tonalidades de marrón, así como gris. También puede presentar patrón diluido de gris-marrón, en el que se evidencia una coloración más clara en la grupa y la región ventral.

Además de la dilución entre amarillo-blanco, en la que el pelaje es entre crema y dorado, con tonos claros a blancos en la grupa y vientre. En esta raza de perro también se desarrolla el patrón de pelaje merle, que se asocia a variantes en un gen determinado, que causa una especie de dilución en el color del pelaje, con regiones donde el color se mantiene sólido, formando una especie de moteadura. La condición “merle” puede aparecer en cualquier coloración (negro, marrón, gris, amarillo).

Medidas fuera del estándar establecido

Según las medidas estándar establecidas por la American Kennel Club (AKC), no son aceptables los ejemplares que presentan coloración gris agutí, rojizo, albinos o con patrones que presenten parches blancos extensos. Asimismo, aquellos individuos con medidas menores de 38 cm o mayores de 48,3 cm no son aceptados dentro de esta raza según estas asociaciones.

Otras de las variaciones que indican que no se trata de un Mudi puro, son coloraciones variadas en los ojos como amarillo en perros con pelaje negro, ojos rosados en perros albinos, orejas caídas, nariz manchada o clara, pelaje muy corto y liso en el cuerpo o, pelo largo en la región del rostro.

Comportamiento de la raza de perro Mudi

La raza de perro Mudi se define como una muy versátil, con gran energía y disposición para el trabajo. Por tal motivo es ampliamente usado como perro pastor en Hungría, pues además es un protector celoso del territorio de su familia. Su valentía y temple han hecho que sea una raza usada para espantar jabalíes y proteger al ganado.

Además de esto, se trata de perros cariñosos con las personas con las que han generado vínculos de confianza. Sin embargo, se muestran distantes y alertas con los desconocidos. Una vez que se han integrado a una familia, los Mudi pueden ser muy pacientes y tolerantes, lo que los hace buenos compañeros de familias con niños. Al igual que otros pastores, estos canes pueden ser entrenados gracias a su carácter dócil, entusiasta y enérgico.

Otro de los aspectos resaltantes de la raza de perro Mudi es que es un animal bastante vocal. En otras palabras, le gusta expresarse a través de ladridos. En algunos estudios se han podido identificar distintos tipos de vocalizaciones, asociadas a situaciones de juego, tristeza, incomodidad y desconfianza. Los ladridos de desconfianza son comunes cuando se exponen a extraños y se caracterizan por ser atonales, mientras que cuando juegan o realizan actividades físicas, emiten ladridos con mayor variedad de tonos.

Cuidados del Mudi

Los perros Mudi se consideran de bajo mantenimiento, pues no requieren de exhaustivos cuidados. Si los ejemplares se encuentran sanos y en buena forma, los cuidados que requerirán serán baños ocasionales, cortes de uñas y al menos un cepillado de pelo a la semana, para retirar el pelo muerto y evitar nudos.

Su dieta puede basarse en alimento concentrado de buena calidad, o una dieta casera supervisada por un veterinario. Sin importar el tipo de alimentación ofrecida, esta debe estar adecuada a su edad y requerimientos energéticos. Como ocurre con otras razas, si no se les provee una buena cantidad de actividad física, pueden volverse propensos al sobrepeso, de manera que se debe regular su consumo de calorías.

Para entrenarlos, se pueden usar premios adecuados, que no comprometan la salud o bienestar a largo plazo. Estos animales son muy juguetones, por lo que requieren de paseos y juegos diarios que, además, le permitirán reforzar la relación con sus cuidadores. Entre los juegos o deportes en los que más destacan estas mascotas se encuentra el frisbee, flyball y carreras con saltos.

Referencias

  1. Green, R. (2022). Meet the Mudi: AKC’s Newly-Recognized Dog Breed in 2022. The American Kennel Club, Inc.
  2. Pelles, Z., Maróti-Agóts, A., Gaspardy, A., Zöldág, L., & Zenke, P. (2018). Detection of the hidden merle colour in Mudi breed with molecular genetic methods. Magyar Allatorvosok Lapja, 140(2), 121-127.
  3. Pelles, Z., Gáspárdy, A., Zöldág, L., Lénárt, X., Ninausz, N., Varga, L., & Zenke, P. (2019). Merle allele variations in the Mudi dog breed and their effects on phenotypes. Acta Veterinaria Hungarica, 67(2), 159-173.
  4. Pongrácz, P., Molnár, C., & Miklósi, Á. (2010). Barking in family dogs: an ethological approach. The Veterinary Journal, 183(2), 141-147.

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *