Iguana del caribe, Iguana delicatissima

Iguana del caribe, Iguana delicatissima
Paul Korecky/CC BY-SA 2.0

La iguana del caribe, Iguana delicatissima, es un reptil endémico del continente americano, muy específicamente de algunas islas del mar Caribe. Esta especie fue descrita por primera vez en 1768 por el naturalista austríaco Josephus Laurenti.

Actualmente es una especie que se encuentra amenazada, estando ubicada en la categoría de peligro crítico, por lo que tiene una elevada posibilidad de extinguirse en estado silvestre. Entre los factores que la amenazan se pueden mencionar el crecimiento turístico y urbano, que ha traído como consecuencia una reducción de su hábitat, el ataque de posibles depredadores como perros y accidentes de arrollamiento por vehículos en las vías cercanas a su hábitat.

Desde el punto de vista taxonómico de la iguana del caribe, esta se agrupa en el orden de los escamosos, familia Iguanidae y orden Iguana, especie Iguana delicatissima.

Morfología de la iguana del caribe

El tamaño de estas iguanas es altamente variable. En lo que respecta a la longitud, se han descrito ejemplares que tienen 25 cm, así como también algunos mucho más grandes que miden hasta 40 cm. Para tomar estas medidas se toma como referencia la distancia entre la punta del hocico y la cloaca. La cola no se incluye allí. En cuanto al peso de la iguana del caribe, este puede oscilar entre 750 gramos hasta los casi 4 kg en machos y los 3 kg en las hembras.

En esta especie de iguana se observa dimorfismo sexual, especialmente en lo referente al color. Aunque en sus etapas iniciales, tanto hembras como machos son de color verde, en la medida en que van madurando, la coloración puede variar. En el caso de los machos adquieren una coloración oscura que incluso puede llegar al gris oscuro. En lo referente a las hembras, se han observado ejemplares que han mantenido el color verde inicial durante toda la vida. El color de la cola es uniforme, a diferencia de otras especies de iguanas que presentan anillos de colores en esta. El dimorfismo sexual también se aplica al tamaño, ya que los machos son considerablemente más grandes que las hembras.

En la cabeza de la Iguana delicatissima se hace evidente la presencia de escamas de un color claro, casi blanco. Tienen una papada, en la cual están unas estructuras conocidas como espinas gulares. Presenta 6 de estas espinas y tienen forma alargada y afilada.

En el dorso del animal se aprecia una cresta, que es más prominente en los machos. Así mismo, en la cara interna de los muslos, los machos tienen los llamados poros femorales, a través de los cuales pueden excretar ciertas sustancias llamadas feromonas.

Otro elemento distintivo entre hembras y machos de Iguana delicatissima se encuentra en la zona inicial de la cola. En las hembras esta área es totalmente plana, mientras que en los machos se aprecia una protuberancia que corresponde al órgano copulador, también conocido como hemipene.

Anatomía interna de Iguana delicatissima

Sistema digestivo

La iguana del caribe presenta un sistema digestivo completo con todas las estructuras especializadas para llevar a cabo la digestión de los alimentos de forma eficiente.

Inicia con la cavidad bucal, en la que se encuentran la lengua y los dientes. Después de esta se encuentra la faringe que se comunica con un tubo muscular llamado esófago. Luego se encuentra el estómago que tiene forma de C. Este se comunica con el intestino delgado que es donde se absorben parte de los nutrientes ingeridos. El intestino grueso, que es el órgano que continúa, se encuentra dividido en dos partes: ciego y recto. Este último es pequeño, en comparación con el ciego que es de mayor calibre. Finalmente, el recto desemboca en la cloaca.

Sistema respiratorio

El tipo de respiración de la iguana del caribe es pulmonar. Está conformado por la cavidad nasal, la faringe, la tráquea y los pulmones. Carece de músculo diafragma por lo que sus movimientos respiratorios están a cargo únicamente de la contracción y relajación de los músculos intercostales.

Sistema circulatorio

El sistema circulatorio de Iguana delicatissima está conformado por un corazón que está dividido en tres cavidades: dos aurículas y un ventrículo. Así mismo este sistema circulatorio es cerrado, con arterias y venas.

Sistema urinario

Está constituido por los riñones, que son los órganos en los que se produce la orina, el uréter que es un conducto muy delgado y la vejiga que sirve como sitio de almacenamiento de la orina. Este sistema desemboca en la cloaca, específicamente en su porción conocida como urodeo.

Sistema nervioso

El sistema nervioso de la iguana del caribe está constituido por el cerebro, que es el órgano principal, el tallo encefálico y la médula espinal. De esta última se desprenden los nervios conocidos como nervios espinales. Sus órganos de los sentidos también se encuentran bien desarrollados, especialmente la vista.

Sistema reproductor

Está constituido por las gónadas y sus respectivos conductos localizados en la cavidad abdominal. En el caso de los individuos de sexo masculino, están los dos testículos, que es donde se producen los espermatozoides. De ellos emerge el cordón espermático que se comunica con el hemipene, que es el órgano copulador y se encuentra dividido en dos.

En las hembras, están los dos ovarios, en los que se producen los óvulos, así como también los oviductos que se comunican con la cloaca.

Hábitat y distribución de la iguana del caribe

La iguana del caribe, Iguana delicatissima, como su nombre lo indica, se encuentra distribuida en algunas islas del mar Caribe. Estas islas son Anguila, San Martín, Guadalupe, Martinica, Dominica, La Petite Terre, La Desirade, San Eustaquio y San Bartolomé.

Debido a que se distribuye por todas esas islas, las características de su hábitat pueden variar un poco. En este sentido, se ha determinado que esta especie de iguana puede sobrevivir tanto en los llamados bosques mésicos, que tienen una humedad relativa como en los bosques xéricos en los que la humedad es mucho menor porque tienen pocas precipitaciones. De forma general, se puede afirmar que el rango de temperatura en el que se pueden desarrollar oscila entre 25°C y 36°C.

Ahora bien, la iguana del caribe no acostumbra desplazarse por el sustrato, sino que se les puede encontrar primordialmente en las ramas de los árboles. De preferencia aquellos que tienen una vegetación espesa, ya que esta les brinda protección contra el sol y contra posibles depredadores.

Alimentación de Iguana delicatissima

Dieta

La iguana del caribe es un organismo heterótrofo porque se alimenta de otros seres vivos, específicamente de plantas. En este sentido, es entonces un animal herbívoro.

Dentro de la amplia variedad de organismos herbívoros que existen, esta iguana se ubica entre los folívoros y frugívoros. Los animales folívoros son aquellos que se alimentan principalmente de hojas, en tanto que los frugívoros se alimentan de frutas.

Ahora bien, los diversos estudios que se han llevado a cabo con esta especie de iguana han permitido establecer que su patrón de alimentación depende de las estaciones. Durante la época de lluvias se alimentan tanto de hojas como de frutos maduros y exuberantes, mientras que en la estación de sequía, solo se alimenta de hojas.

Digestión

El proceso digestivo de la iguana del caribe es un tanto complejo. Se inicia en la cavidad bucal. Gracias a su dentadura, la iguana es capaz de arrancar las hojas o partes del fruto del cual se esté alimentando. Ese alimento no es masticado, sino que inmediatamente es deglutido, con ayuda de la lengua, quien lo impulsa hacia el esófago.

A través del esófago llega al estómago en donde es sometido a la acción de diversas sustancias químicas conocidas como enzimas digestivas. La función de estas es degradar los nutrientes, convirtiendo moléculas grandes en otras más pequeñas que puedan asimilarse con mayor facilidad.

Posteriormente el alimento pasa al intestino delgado. Ahora bien, es importante hacer una observación: la digestión intestinal en las iguanas se da en dos etapas, en el intestino delgado ocurre la hidrólisis y absorción de compuestos como proteínas, minerales, vitaminas y grasas. En tanto que en el intestino grueso las fibras se digieren por un proceso de fermentación. Esta ocurre gracias a la simbiosis con ciertas bacterias que se encuentran allí. Esas bacterias tienen la capacidad de producir, a partir de las fibras ciertos ácidos como propionato o el acetato, los cuales son de cadena corta y se absorben para ir hacia las células y generar energía.

Finalmente, los desechos de la digestión de la Iguana delicatissima se excretan en forma de heces directamente por la cloaca.

Reproducción

La iguana del caribe se reproduce sexualmente a través de la fusión de células sexuales que son los óvulos y espermatozoides. La fecundación es interna porque ocurre en el interior del cuerpo de la hembra mediante un proceso de copulación, y son ovíparos. Además tienen un desarrollo directo.

Al igual que en la mayoría de las especies de animales, en las iguanas del caribe también se observan ciertos comportamientos que coinciden con rituales de cortejo y apareamiento.

Es importante destacar que entre estas iguanas la jerarquía viene dada por la coloración. Los machos cuyas escamas son de un gris más intenso son los dominantes. Estos son los que tienen mayor probabilidad de aparearse y por ende transmitir sus genes a la descendencia.

Cada macho de Iguana delicatissima delimita su terreno propio, probablemente a través de la orina o de sustancias químicas llamadas feromonas. Luego, proceden a realizar un despliegue ante las hembras, que según los expertos es un tipo de pavoneo. Además de esto, realizan luchas simbólicas entre machos empujándose con la cabeza.

Después de todo este despliegue, les corresponde a las hembras decidir con cuál de los machos desean aparearse. Una vez han hecho la selección, se acercan y demuestran su disposición para la cópula.

El macho se monta encima de la hembra, de manera tal que su órgano copulador pueda penetrar la cloaca para proceder a depositar el esperma allí y poder dar paso a la fecundación. Vale mencionar que solo uno de los hemipenes es el que se introduce en cada cópula.

Una vez realizada le fecundación, la hembra busca el sitio adecuado para poner los huevos. El sitio predilecto es el suelo de arena, sin embargo, en ausencia de este, también pueden anidar en suelos arcillosos. La cantidad de huevos que pueden poner es variable. Sin embargo, en la mayoría de los casos oscila entre 18 y 30 huevos.

El período promedio de incubación es de 90 días, al cabo de los cuales eclosionan de estos las pequeñas iguanas. Se establece que su desarrollo es directo porque los individuos que salen de los huevos no requieren atravesar un período larvario, sino que ya tienen las características propias de una iguana.

Así mismo, en esta especie de iguanas no se observa el cuidado parental. De manera tal que los individuos que salen del huevo son independientes y pueden valerse por sí mismos.

Referencias

  • Breuil, M. (2016)
  • Coles, W. (2002)
  • Knapp, C., Breuil, M., Rodrigues. C. y Iverson, J. (2014)
  • Solórzano, E. y Canales, S. (2009)
  • Van Wagensveld, T. (2015)

Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *