Perro papillón o spaniel continental enano ¡conócelo!

Perro papillón, spaniel continental enano
Perro papillón, spaniel continental enano
© Paradais Sphynx

Origen e historia

El perro papillón, también denominado spaniel continental enano o Continental Toy Spaniel (en inglés), es una pequeña raza de perros con orígenes un poco dispares,  ya que son varios los países que se disputan la procedencia de esta raza,  concretamente Francia y Bélgica.  Se trata de un perro con una historia un poco lejana, pues existen representaciones artísticas de estos perros que datan del siglo XIV y XV,  eran canes propios de la nobleza y, en general, de personas acomodadas, si bien en aquel momento presentaban solo las características  morfológicas del perro papillón, pero en su variante phalene, en el cual las orejas erguidas están ausente.

La variedad phalene aún persiste, prácticamente se trata del mismo can,  aunque la forma de sus orejas se presentan caídas y peludas con un cierto parecido a las mariposas, de ahí su denominación perro papillón que en francés significa mariposa.

A tratarse  de un perro muy querido a nivel de nobles y aristócratas tuvo buena popularidad y quizás por ello muchos pintores de la época como Goya o Murillo lo plasmaron en sus cuadros. Su estándar definitivo u oficial fue publicado por parte de la FCI en 1990.

Carácter y personalidad del perro papillón

Se ha descrito al perro papillon como un can que goza de muy buena personalidad,  es inteligente,  extrovertido y se lleva bien tanto con niños como con  otras mascotas.  No obstante, es importante sociabilizarlo, así como  adiestrarlo correctamente,  de lo contrario puede convertirse un perro un poco destructivo y cabezota, se resistirá a cumplir nuestras órdenes y podrá presentar problemas de comportamiento.

En lo demás,  es un perro  pequeño pero atlético, goza de gran actividad y les encanta pasear con su dueño.  No le gusta permanecer solo,  como perro faldero prefiere la manipulación y compañía constante de su propietario, incluso se atreve a viajar sin poner obstáculos a nuevas sensaciones, eso sí, siempre que permanezca junto a su dueño.

Los cambios de propietario pueden tolerarlo sin problemas, ya que es un animal muy adaptable a nuevos entornos, si bien el nuevo amo debe procurarle compañía, que es lo que el perro papillón más busca y necesita.

Como otras razas de perros pequeños son un poco territoriales, si advierten la presencia de extraños no dudan en recibirlos con constantes ladridos,  al igual que si  tiene encuentro con perros desconocidos.

Cuidados y salud del perro papillón

Al tratarse de un perro activo es preciso cuidar de que no se suba a las alturas,  ya que las caídas pueden desencadenar en lesiones importantes.

Su salud es bastante aceptable en comparación con otros perros miniaturas, no presenta demasiadas enfermedades genéticas, parece ser que son susceptibles a contraer atrofia de retina, por otro lado los huesos son un poco frágiles.

Es relevante que mantenga revisiones veterinarias con la finalidad de prevenir posibles patologías, también para que  se realicen las exploraciones de salud correspondiente y se administren sus vacunas y desparasitaciones.

Presentan un pelaje sedoso y fino, por lo que debe cepillarse semanalmente, también es importante controlar las uñas, limpiezas de ojos y dientes, un baño cada dos meses será suficiente para que el pelaje esté en óptimas condiciones.

Características físicas. Estándar del spaniel continental enano

Cabeza

La cabeza guarda proporción con el cuerpo, aunque no demasiada redondeada,  hocico fino y un poco alargado no más que su cráneo, el stop  es muy marcado. La nariz del perro papillón tiene forma redondeada, es pequeña y de coloración negra. Los dientes deben de estar bien colocados,  impidiendo que sobresalga la lengua, ya que en este caso constituye falta según su estándar. Los labios se presentan delgados y bastante apretados.

Destacan sus ojos grandes y de color oscuro, las cejas suelen estar pigmentadas, todo ello constituye que mantenga una mirada muy expresiva. Las orejas son de implantación alta, guardan buena separación, encontrándonos con dos variedades:

– Phalene: Son los que aún siguen teniendo las orejas caídas, poseen pelo ondulado que le confieren cierta hermosura.

– Papillón: es la variedad de orejas erguidas, provista de pelos bastante largos en la parte exterior de las mismas.

No es aceptable las orejas semierguidas, suele ocurrir si se cruzan ambas variedades, hecho que está penalizado en exposiciones caninas.

Cuerpo y manto

El cuello del perro papillón es arqueado, aunque no demasiado largo. Presenta un cuerpo un poco más alargado que alto. Su lomo es robusto, arqueado al igual que las costillas. Aunque de tamaño pequeño, su pecho es ancho y posee un vientre bastante recogido, que en apariencia le otorga cierto aspecto atlético.

El manto es sedoso, fino y en cierta medida ondulado. En líneas generales alargado, salvo en la cabeza y parte anterior de las extremidades. Se admiten todos los colores, aunque deben combinarse con el blanco, salgo en determinas áreas como es el caso de la trufa, labios y trufa, las cuales han de permanecer oscuras.

Extremidades y cola

La cola del perro papillón es larga, está implantada bastante alta, es un poco curvada pero no enroscada, se encuentra bastante tupida de pelo.

Las patas permanecen un poco alargadas,  de osamenta fina y bastante rectas, aunque presenta unos hombros muy desarrollados. Los dedos de los pies son alargados, típicamente denominados “pies de liebre” por el parecido en cuanto a los dedos de ese mamífero lagomorfo. Cuentan con aplomo considerable gracias a que disponen de almohadillas prominentes.

Tamaño y movimiento

El perro papillón es alegre, divertido en movimientos, los cuales desarrolla de forma activa al mismo tiempo que elegante.

Su tamaño a la cruz no debe superar los 28 cm de longitud, el peso puede ser menor de 2.5 Kg y hasta un máximo de 1.5 kg, incluso existe una categoría en la que se acepta un peso mayor, siempre que el mismo no rebase los 5 kg en hembras y 4.5 kg en machos.

Precio del perro papillón

El precio del perro papillón es variable en función de la calidad de los ejemplares, es un perro miniatura y como tal los más pequeños son los que suelen ser más costosos. No es una raza muy conocida, incluso existen pocos criadores, por lo que su precio puede ser elevado, salvo que tengas la suerte de comprar entre particulares.

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *