Suricatas (Suricata suricatta)

Suricatas, Suricata suricatta

Las suricatas o suricatos son pequeños mamíferos que pertenecen a la familia Herpestidae, y con frecuencia son llamadas mangostas, estas son criaturas muy curiosas, excelentes excavadores e inteligentes. El nombre científico de este animal es Suricata suricatta, que quiere decir gato de la roca, y en inglés también es conocido como suricata de cola delgada (slender-tailed suricata).

Este herpéstido habita al sur del continente africano, y resulta realmente impresionante su estilo de vida. En este artículo describiremos detalladamente las características generales de este ágil excavador, conoceremos su comportamiento social y daremos algunos tips sobre el uso de las suricatas como mascotas exóticas.

Características generales de las suricatas

Son animales de pequeño tamaño, la longitud desde la cabeza hasta la base de la cola varia entre 24 a 30 cm. Por su parte, la cola mide un aproximado de 19 a 24 cm.

El peso varia ligeramente entre macho y hembras, promediando para los primeros 730 g, mientras que las hembras alcanzan 120 g.

El cuerpo es esbelto, pero sus piernas son largas y delgadas, la cola se caracteriza por ser delgada y afilada. En cuanto al rostro, es puntiagudo, el cráneo es redondeado y pequeño, y las orejas sobresalen de él en forma de media luna.

El pelaje de esta especie es corto, suave y ceñido al cuerpo, siendo más visibles y largo los pelos protectores que recubren casi todo el cuerpo. En la parte ventral, el pelaje es mínimo.

La coloración es variable dependiendo del rango de distribución, pero de forma general, presentan un tono grisáceo claro a marrón plateado. Destaca la cabeza de un color blanquecino y en ella el característico parche negro alrededor de los ojos. Por su parte la cola, es amarillenta con la punta negra.

La parte superior del cuerpo destaca con un moteado oscuro que va desde los hombros hasta la base de la cola, que a menudo forman barras horizontales. En cambio, la parte ventral, es mas clara, destacando una coloración beige a amarillo.

Hábitat y distribución

Distribución de los suricatas, Suricata suricatta

Las suricatas tienen una distribución bastante amplia en el continente africano, sobre todo al sur. Esto abarca desde Angola, Namibia, Sudáfrica y el sur de Botswana.

En cuanto al hábitat donde se desarrolla la vida de estas mangostas, se caracteriza por ser zonas áridas, con suelo arenoso y donde las precipitaciones son escasas. Esta especie se adapta con facilidad a zonas de pastizales cortos y áreas donde la vegetación es escasa, así mismo habitan en las llanuras del sur de África, existiendo grandes poblaciones en el desierto del Kalahari.

Para poder vivir en estos sitios calurosos, estos mamíferos se las han ingeniado de manera extraordinaria. Aquellos que viven en zonas pedregosas habitan entra las grietas que se forman en las rocas, mientras las que viven en suelo arenoso y tienen la oportunidad de cavar, realizan una red de túneles, con varias entradas y salidas que se interconectan y a su vez sirven de madriguera.

La temperatura del exterior y la de los túneles y grietas en las rocas, tienen un diferencial importante en el transcurso del día. Mientras en el exterior en horas diurnas las temperaturas son altas, las madrigueras son frescas, calentándose progresivamente. Por el contrario, cuando llega la noche y las temperaturas descienden en el exterior, las madrigueras ya se encuentran cálidas, lo que evitan estar en climas extremos y los ayuda a la termorregulación de cada uno.

Alimentación

Las suricatas son animales altamente sociables, activos y estupendos cazadores. Cuando salen en búsqueda de comida se dispersan, siempre manteniendo el contacto visual y vocal, de manera que se advierten ante la presencia de los depredadores.

Estas curiosas mangostas son carnívoros, especialmente prefieren a los invertebrados, entre ellos los coleópteros, de los cuales consumen adultos y sus larvas. También forman parte de su dieta los ciempiés, milpiés y arañas. De igual forma, le hacen frente a reptiles como lagartijas y a las serpientes incluyendo a las venenosas como la cobra real.

Cuando el alimento está oculto entre la tierra, utilizan su poderoso olfato para localizarlo y posteriormente, proceden a excavar hasta encontrarlo. Debido a su carácter social con su propia manada, las adultas no tienen problemas en compartir su alimento.

Reproducción de los suricatas

En este grupo de animales existe un rango de jerarquía, compuesto por un macho y una hembra dominante, siendo el resto de la manada subordinados. La pareja dominante son los que se aparean y tienen la mayoría de la descendencia, este proceso puede ocurrir en cualquier época del año, aunque en estado salvaje es más común en el periodo de lluvias.

En ocasiones, las hembras subordinadas se aparean y tienen sus crías, pero ocurre infanticidio por parte de la hembra dominante. La cantidad de crías que pueden tener puede variar entre 2 a 5, pero en promedio sobreviven 3, el periodo de gestación va desde 65 a 75 días aproximadamente.

Cuando las crías nacen, pasan hasta 3 semanas en la madriguera y son cuidados tanto por la madre como por el resto de las hembras subordinadas, las cuales incluso pueden amamantarlo. Cuando ya pueden salir son criados y ayudados por toda la manada incluyendo al padre.

Conservación de Suricata Suricatta

Distribución de los suricatas, Suricata suricatta

Su primera evaluación por parte de la Lista Roja de Especies Amanazadas de la IUCN data del año 2015, evaluándo a la especie como de Preocupación Menor, por otro lado, CITES no ha incluido al Suricata suricatta en sus correspondientes anexos.

Suricatas como mascotas

De primera mano hay que recordar que la suricata es un animal salvaje, que para nada ha sido domesticado y su utilidad como mascota exótica debe valorarse en beneficio para el animal.

Para tenerlas como mascotas, se debe tener un espacio adecuado para tal fin, esto incluye un ambiente amplio donde puede moverse con facilidad, que tengan implementos donde esconderse e incluso arena para cavar y realizar su propia madriguera.

Hay que tomar en cuenta que se trata de seres sociables; por lo tanto, es conveniente al menos tener una pareja y así evitar el estrés de la soledad. Si has tomado nota te darás cuanta que estas criaturas son de hábitat caliente, por lo que se debe tener mantener la tempera adecuada en el espacio, siempre evitando el frío.

Algo que nunca le puede faltar si en realidad se desea tener a una suricata como mascota es la consulta con un veterinario experto en animales salvajes. Este te indicara las vacunas necesarias, entre ellas la de la rabia y cualquier otra para tener protegida a tu mascota.

Ficha descriptiva de los suricatas

Referencias

– Dominique S.P. H (2013).Estudio comparativo de dos poblaciones de Suricata suricatta en cautividad. Universidad de Córdoba. Máster en Ecología. 34 páginas. https://zoo.cordoba.es/wp-content/uploads/2021/05/Estudio-comparativo-de-dos-poblaciones-de-Suricata-suricatta-en-cautividad.-Dominique-S.P.-Holthaus.pdf

– Grupo Asesor de Taxón de Pequeños Carnívoros de la Asociación de Zoológicos y Acuarios. (2011). Manual sobre cuidado de mangostas, suricatas y fosas (Herpestidae/Eupleridae) de la AZA, Silver Spring, MD. 115 pp.

– Jordan, N.; O’Riain, J.; Balmforth, Z.; Martins, V.; Page-Nicholson, S.; Do Linh San, E. (2016). A conservation assessment of Suricata suricatta. In Child MF, Roxburgh L, Do Linh San E, Raimondo D, Davies-Mostert HT, editors. The Red List of Mammals of South Africa, Swaziland and Lesotho. South African National Biodiversity Institute and Endangered Wildlife Trust, South Africa.

– Van Staaden, M. (1994). Suricata suricatta. Mammalian species; 483: 1-8.

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *